Custodia compartida: requisitos según el tribunal supremo

requisitos custodia compartida abogado
Contenidos del artículo

En nuestro despacho de abogados, comprendemos la importancia de informar a nuestros clientes sobre los requisitos y consideraciones necesarios para optar por la custodia compartida de sus hijos. En este artículo, basado en una serie de directrices del Tribunal Supremo, analizaremos los cinco requisitos fundamentales que se deben cumplir para obtener una custodia compartida.

Requisito custodia compartida 1: Implicación de Ambos Padres

El Tribunal Supremo enfatiza la importancia de la implicación de ambos padres en la vida de sus hijos. Antes de la separación, si existía un alto grado de corresponsabilidad en el cuidado de los hijos, este nivel de compromiso debe mantenerse después de la ruptura. La idea es que los hijos no deben sentirse abandonados por el progenitor que ya no participa en su cuidado.

Es importante superar los prejuicios de género, ya que la sociedad a menudo asume que las madres son las cuidadoras principales. Para respaldar tus argumentos en el juicio, puedes recopilar pruebas como ecografías, certificados de asistencia a citas médicas, preparación para el parto (en el momento de la concepción) o certificado de notas, de asistencias a tutorías con los profesores, recibos de clases particulares, entre otras.

Requisito custodia compartida 2: Proximidad Geográfica

La proximidad geográfica es un factor clave que el Tribunal Supremo considera al otorgar la custodia compartida. Si uno de los padres reside en una ubicación distante de la otra, esto puede dificultar la custodia compartida debido a los trastornos y el impacto en la estabilidad de los hijos. Se debe tener cuidado con las estrategias de «hechos consumados» que algunos progenitores utilizan para evitar la custodia compartida, como mudarse a lugares distantes para ganar la custodia exclusiva.

Es esencial buscar la máxima proximidad posible al otro progenitor para facilitar la custodia compartida. Esto puede implicar alquilar una vivienda cercana para mantener la movilidad y la estabilidad de los hijos.

Requisito custodia compartida 3: Edad de los Menores

La edad de los hijos es un factor determinante en la concesión de la custodia compartida. Cuanto más pequeños sean los hijos, más complicada puede ser esta opción. Algunos jueces progresistas consideran que se puede otorgar la custodia compartida a partir de los seis meses, mientras que otros más conservadores prefieren esperar hasta los tres años. Es importante que los menores tengan la capacidad de adaptarse al cambio y que se considere su interés superior en todo momento.

Requisito custodia compartida 4: Disponibilidad Horaria de los Padres

La disponibilidad horaria de los padres para el cuidado y crianza de los hijos es un factor crucial. Es esencial que ambos progenitores tengan horarios laborales flexibles que permitan atender las necesidades de los hijos. Esto puede incluir solicitar una reducción de jornada laboral o trabajar desde casa cuando sea posible. La flexibilidad laboral es un punto a favor para la custodia compartida.

Requisito custodia compartida 5: Buena Relación entre los Progenitores

Aunque es beneficioso tener una buena relación entre los padres, no es un requisito estricto para la custodia compartida. La presencia de una fuerte conflictividad puede ser un obstáculo, pero la mera mala relación no debería ser suficiente para negar la custodia compartida. El Tribunal Supremo ha otorgado esta custodia en casos con conflictos, siempre que el interés del menor lo justifique.

Guarda y custodia: diferencias con la patria potestad

La guarda y custodia y la patria potestad son conceptos que a menudo se encuentran en el contexto del derecho de familia, especialmente en casos de separación o divorcio. Aunque están relacionados con el cuidado y la responsabilidad hacia los hijos, se refieren a aspectos diferentes:

Guarda y Custodia

La guarda y custodia se refiere al cuidado diario y a la supervisión física de los hijos. Incluye proporcionarles un hogar, atender sus necesidades básicas como alimentación, vestido, y cuidado de la salud, y asegurar su bienestar general. La guarda y custodia puede ser:

  • Unilateral: Un solo padre tiene la responsabilidad principal del cuidado diario de los hijos.
  • Compartida: Ambos padres comparten de manera equitativa la responsabilidad y el tiempo con los hijos, aunque no necesariamente en una división exacta del 50%.

La asignación de la guarda y custodia depende de varios factores, primordialmente el mejor interés del niño, y puede ser decidida por los padres mediante acuerdo o por un tribunal en caso de disputa.

Patria Potestad

La patria potestad, por otro lado, se refiere a los derechos y obligaciones de los padres respecto a la toma de decisiones importantes en la vida de sus hijos. Esto incluye decisiones sobre educación, salud, religión, y cualquier otro aspecto relevante para el desarrollo y bienestar del niño. La patria potestad generalmente incluye:

  • Derechos legales y deberes: Incluye tomar decisiones legales en nombre de los hijos, gestionar sus propiedades hasta que sean mayores de edad, y representarlos legalmente cuando sea necesario.
  • Obligaciones de cuidado y crianza: Implica asegurar su educación, desarrollo moral y emocional, y prepararlos para la vida adulta.

A diferencia de la guarda y custodia, la patria potestad suele ser compartida por ambos padres, incluso después de un divorcio o separación, a menos que haya circunstancias excepcionales que justifiquen que se le retire a uno de los padres (como situaciones de abuso, negligencia, o incapacidad para tomar decisiones responsables por el bienestar del niño).

Diferencias Clave

  • Enfoque: La guarda y custodia se centra en el cuidado diario y la convivencia con los hijos, mientras que la patria potestad se relaciona con la toma de decisiones importantes en la vida del niño.
  • Compartición: La guarda y custodia puede ser unilateral o compartida, pero la patria potestad suele ser ejercida conjuntamente por ambos padres.
  • Continuidad tras el divorcio: Tras un divorcio o separación, es común que la patria potestad siga siendo compartida, mientras que la guarda y custodia puede ser asignada principalmente a uno de los padres, con derechos de visita para el otro.

Conclusión

La custodia compartida es una opción valiosa en casos de divorcio, siempre que se cumplan ciertos requisitos. Estos requisitos incluyen la implicación de ambos padres, la proximidad geográfica, la edad de los menores, la disponibilidad horaria de los progenitores y la relación entre ellos. Es importante que los padres estén dispuestos a trabajar juntos en beneficio de sus hijos y que el interés de los menores siempre sea la principal consideración. Si cumples con estos requisitos y estás dispuesto a hacer lo necesario para garantizar el bienestar de tus hijos, la custodia compartida puede ser una opción viable en tu caso.

Comparte este Artículo

Artículos y Noticias