Excedencia Voluntaria: Todo lo que Necesitas Saber

excedencia cádiz
Contenidos del artículo

¿Qué es la excedencia voluntaria?

La excedencia voluntaria es un derecho laboral consagrado en el artículo 46 del Estatuto de los Trabajadores, que permite a los empleados suspender temporalmente su relación laboral con la empresa por un periodo de tiempo determinado, con la posibilidad de reincorporarse al finalizar este periodo. 

A diferencia de la excedencia forzosa, donde la suspensión del contrato está motivada por razones como el cuidado de hijos o familiares, la excedencia voluntaria es una decisión del trabajador sin que exista una causa justificada. Por ejemplo, Mario, con 9 meses en una firma de arquitectura, pide una excedencia voluntaria para un proyecto personal. La firma la deniega, explicando que Mario aún no cumple el año de antigüedad requerido para este derecho. Mario acepta la situación y decide posponer su proyecto.

A continuación, profundizaremos en qué implica la excedencia voluntaria y cómo se puede solicitar.

¿Qué implica la Excedencia Voluntaria?

La excedencia voluntaria implica una suspensión temporal del contrato de trabajo, durante la cual el trabajador queda desvinculado de sus obligaciones laborales con la empresa. Aunque el vínculo laboral se mantiene, el empleado no está obligado a prestar sus servicios ni la empresa tiene la obligación de remunerarlo. Es importante destacar que, durante este periodo, el trabajador no cotiza a la Seguridad Social y no genera antigüedad en la empresa.

Requisitos excedencia voluntaria

Para poder solicitar una excedencia voluntaria, es necesario cumplir con algunos requisitos básicos:

  • Antigüedad mínima: El trabajador debe tener al menos un año de antigüedad en la empresa.
  • Transcurso de tiempo: Debe haber transcurrido al menos cuatro años desde el final de la anterior excedencia, en caso de haberla disfrutado previamente.
  • Tipo de contrato: Esta opción está disponible tanto para contratos temporales como indefinidos, incluidos los contratos fijos discontinuos.

Es importante destacar que la decisión de conceder la excedencia no queda a discreción de la empresa, siempre y cuando el trabajador cumpla con los requisitos establecidos por la ley.

Solicitud excedencia voluntaria

Para solicitar la excedencia voluntaria, el trabajador debe seguir un procedimiento específico:

1. Comunicación por Escrito

El empleado debe comunicar por escrito a la empresa su decisión de solicitar la excedencia voluntaria. Esta comunicación debe realizarse con antelación y de manera fehaciente, preferiblemente mediante burofax o carta certificada, para dejar constancia de la solicitud.

2. Duración de la excedencia voluntaria

En la comunicación escrita, el trabajador debe especificar la duración de la excedencia, que puede ser de un mínimo de cuatro meses hasta un máximo de cinco años, a menos que el Convenio Colectivo aplicable determine una duración distinta. Es importante tener en cuenta que, una vez iniciada la excedencia, no se puede volver antes de lo establecido, a menos que exista acuerdo con la empresa.

3. Preaviso excedencia voluntaria

El Estatuto no establece ninguna obligación de preaviso, por lo que habrá que acudir al Convenio Colectivo aplicable y en su defecto a los principios de buena fe y la costumbre. Por lo que se deberá respetar un periodo de preaviso suficiente para que la solicitud no sea perjudicial a la empresa..

4. Reincorporación

Al finalizar el periodo de excedencia, el trabajador tiene derecho a solicitar su reincorporación a la empresa. Para ello, debe comunicarlo por escrito con al menos un mes de antelación a la fecha en que desea reincorporarse.

Negativa de la Empresa a Otorgar la Excedencia Voluntaria

Existen situaciones en las que la empresa puede negarse a conceder la excedencia voluntaria. Estas situaciones suelen estar relacionadas con el incumplimiento de los requisitos necesarios por parte del trabajador o con circunstancias específicas de la empresa que justifiquen la denegación. Pero, ¿Qué debes hacer si te niegan la excedencia?

1. Permanecer en su puesto de trabajo: Al igual que en el caso anterior, el trabajador puede optar por seguir desempeñando sus funciones en la empresa hasta que se le reconozca judicialmente el derecho a la excedencia voluntaria. En este caso, también es importante que el trabajador no abandone su puesto de trabajo sin que exista un reconocimiento expreso por parte de la empresa o una resolución judicial que le permita hacerlo.

2. Iniciar un proceso judicial: Si la empresa niega la concesión de la excedencia voluntaria de forma explícita, el trabajador puede iniciar un proceso judicial para impugnar esa decisión. Esto podría hacerse a través de un procedimiento en el que se solicite al tribunal que determine si la negativa de la empresa es legal y si el trabajador tiene derecho a la excedencia voluntaria según lo establecido por la ley y los convenios colectivos aplicables. Siempre que se demuestre que la denegación causó un perjuicio al trabajador, puede solicitarse de manera acumulada su indemnización.

3. Negociación: El trabajador también podría intentar negociar con la empresa para llegar a un acuerdo sobre la concesión de la excedencia voluntaria. En algunos casos, puede ser posible encontrar un compromiso o resolver las preocupaciones de la empresa que hayan llevado a la negativa inicial.

Derechos durante la excedencia voluntaria

Durante el periodo de excedencia voluntaria, el trabajador conserva ciertos derechos y obligaciones:

1. No cotiza a la seguridad social: la empresa cursará baja en seguridad social, y el trabajador no queda incluido en el régimen de seguridad social ni siquiera como asimilado. A menos que sea dado de alta con un nuevo contrato con otra empresa, puede ser interesante para el trabajador suscribir un convenio especial con Seguridad Social.

2. Posibilidad de Trabajar en Otra Empresa: Durante la excedencia, el trabajador puede desempeñar actividades laborales en otra empresa, siempre y cuando no exista una cláusula de exclusividad o no competencia en su contrato laboral.

3. No tiene Derecho a Prestaciones por Desempleo: al no ser una situación legal de desempleo que ampara la situación de ausencia de trabajo involuntaria, la situación de excedencia no genera el derecho a la prestación de desempleo. Salvo que, teniendo otro empleo, se produzca un despido.

En caso de que la empresa niegue expresamente el reingreso al trabajador al finalizar la excedencia por una causa justificada, este puede tener derecho a solicitar prestaciones por desempleo si cumple con los requisitos establecidos por el sistema de Seguridad Social.

Prórroga de la excedencia voluntaria

Una vez concedida la excedencia voluntaria, el trabajador tiene la posibilidad de solicitar su prórroga antes de que finalice el periodo inicialmente acordado. Es importante tener en cuenta que la concesión de la prórroga no es un derecho del trabajador, y la empresa puede denegarla si así lo considera necesario.

El trabajador puede solicitar la prórroga de la excedencia voluntaria antes de que expire el plazo de la excedencia inicial. Sin embargo, la empresa no está obligada a aceptar dicha solicitud, y su concesión dependerá de las circunstancias específicas y las necesidades del servicio.

Es importante destacar que la solicitud de prórroga debe realizarse con antelación suficiente para que la empresa pueda evaluarla y tomar una decisión al respecto. En caso de que la empresa no responda a la solicitud de prórroga, se recomienda al trabajador seguir acudiendo a su puesto de trabajo hasta que se le comunique oficialmente la decisión

Reingreso excedencia voluntaria: proceso.

En el contexto de la excedencia voluntaria, es fundamental comprender cómo funciona el proceso de reincorporación al puesto de trabajo una vez finalizada la situación de excedencia. Aquí te explicamos detalladamente cómo proceder en caso de solicitar el reingreso y cómo actuar ante una negativa por parte de la empresa.

Derecho de Reingreso

Es importante tener en cuenta que la excedencia voluntaria no garantiza automáticamente el derecho a conservar el puesto de trabajo. Sin embargo, existe un derecho preferente de reingreso en caso de que se presenten vacantes adecuadas al perfil del trabajador.

Proceso de Solicitud

El trabajador en excedencia voluntaria está obligado a solicitar su reingreso antes de que finalice dicho período, independientemente de si existen o no vacantes disponibles. La solicitud debe realizarse por escrito al término de la excedencia concedida.

Negativa de la Empresa

Si la empresa niega el reingreso debido a la inexistencia de vacantes, esto no implica necesariamente la extinción del contrato laboral. En este caso, el trabajador tiene derecho a ser reincorporado en cuanto surja la primera vacante adecuada.

Acciones del Trabajador

En caso de negativa por parte de la empresa, el trabajador tiene dos opciones para impugnar esta decisión:

1. Proceso de Despido: Si la empresa manifiesta de manera inequívoca su intención de dar por finalizado el vínculo laboral, el trabajador puede iniciar un proceso de despido dentro del plazo establecido por la ley.

2. Acción de Reingreso: Si la negativa denota un desconocimiento del derecho al reingreso, el trabajador puede ejercer una acción judicial de reingreso dentro del plazo correspondiente

Conclusión

La excedencia voluntaria es un derecho que permite a los trabajadores suspender temporalmente su relación laboral con la empresa. Aunque su solicitud puede enfrentar obstáculos, es importante que los empleados conozcan sus derechos y busquen asesoramiento legal en caso de ser necesario. Si estás considerando solicitar una excedencia voluntaria o si la empresa ha negado tu solicitud, no dudes en contactar con nosotros en Mateo López Abogado. Como abogados laboralistas en Cádiz, estamos aquí para ayudarte.

Preguntas Frecuentes sobre la excedencia voluntaria

1. ¿Qué ocurre si la empresa no responde a mi solicitud de excedencia?

Si la empresa no responde dentro de un plazo razonable, se considera que la solicitud ha sido denegada tácitamente y el trabajador puede impugnar esta decisión judicialmente.

2. ¿Puedo ser despedido si solicito una excedencia voluntaria?

No, solicitar una excedencia voluntaria es un derecho del trabajador y no puede ser motivo de despido. Sin embargo, la empresa puede negar la solicitud de excedencia, lo cual puede dar lugar a acciones legales por parte del trabajador

3. ¿Puedo solicitar una excedencia voluntaria si tengo un contrato temporal? 

Los trabajadores con contratos temporales en España pueden solicitar excedencia voluntaria, pero deben considerar que la duración de la excedencia no exceda el término de su contrato. Cumplir con el requisito de antigüedad mínimo, generalmente un año, es esencial. La reincorporación está sujeta a la disponibilidad de un puesto adecuado antes del fin del contrato temporal. Es prudente negociar con el empleador para alinear expectativas.

4. ¿Cuál es la duración mínima y máxima de la excedencia voluntaria?

La excedencia voluntaria en España tiene una duración mínima de cuatro meses y una máxima de cinco años. Esto permite a los trabajadores tomarse un tiempo prolongado para proyectos personales o formación, asegurando al mismo tiempo que la empresa puede planificar su ausencia. Al terminar la excedencia, el trabajador tiene derecho a reincorporarse, aunque no necesariamente al mismo puesto.

Comparte este Artículo

Artículos y Noticias