El testamento en peligro de muerte

testamento en peligro de muerte que es
Contenidos del artículo

¿Qué es el testamento en peligro de muerte?

El testamento en peligro de muerte es un documento legal que se realiza en situaciones en las que el testador se encuentra en una situación de gravedad que hace que exista el riesgo de fallecimiento inminente. Estas situaciones pueden ser accidentes, enfermedades o cualquier otra causa que ponga en riesgo real la vida del testador. En estos casos, el testador puede sentir la necesidad de realizar un testamento de manera urgente, ya sea para dejar sus bienes en orden o para expresar sus últimas voluntades.

Es un tipo de testamento abierto y especial, igual que el testamento en caso de epidemia -que también tiene sus requisitos-. Ambos son testamentos dejados de viva voz (nuncapativos), que atienden a situaciones excepcionales y urgentes, están sometidos a plazos de caducidad y a requisitos formales para su validez. Es decir, que no vale simplemente con decirle a un familiar qué se quiere hacer con los bienes, sino que hay unos formalismos para dar validez legal a esa voluntad. Lo veremos a continuación.

Condición para la validez del testamento en peligro de muerte

Esta clase de testamentos está regulado en el art 700 (3):

Si el testador se hallare en peligro inminente de muerte, puede otorgarse el testamento ante cinco testigos idóneos, sin necesidad de notario.”

Requisitos iniciales para dejar testamento

  • La primera condición, obviamente, es que se dé una situación real de peligro de muerte. Una situación real y objetivable, aunque no hace falta aportar informes médicos, sí es conveniente. También será necesario la referencia del estado y causa de muerte por los testigos, así como el lugar donde se otorgó (hospital, cama, etc), la concurrencia de personal sanitario, sus informes o su testifical facilitan sobremanera estos trámites.
  • Lo segundo es que el testamento oral se haga ante 5 testigos que conozcan al testador -que reconozcan, que sepan quién es, no que tengan o hayan tenido un trato cercano-, y que sean idóneos: aquí hay que tener en cuenta que para los testamentos abiertos, no pueden ser testigos los parientes cercanos (hasta 4º grado consanguíneo) porque lo prohíbe el 682 del Código Civil.
  • Otro requisito es que el testador tenga capacidad para testar, lo cual deberán calificar los testigos: que esté en sus facultades mentales en el momento de expresar su voluntad, y que conocía de las consecuencias y deseaba ese efecto.
  • Otra de los requisitos que se extaen de la interpretación del texto es que no sea razonablemente posible contar con la presencia de un notario por los motivos de urgencia.

Requisitos posteriores para la validez del testimonio en peligro de muerte

  • Posteriormente a la emisión de las últimas voluntades del testador, los testigos deben pasar a formato escrito el testamento. Posteriormente, debe ser firmado y fechado por los testigos y, en caso de que sea posible, por el testador.
  • Cumplir los plazos: este tipo de testamento pierde validez a los 2 meses de haberse producido. Es decir, que si ya no existe el peligro inminente de muerte el testamento no es válido. Asimismo, ha de acudirse al notario para realizar el trámite de protocolización marcado por el procedimiento de jurisdicción voluntaria en el plazo de 3 meses desde el fallecimiento.
  • Realizar la protocolicación del testamento, que lo desarrollamos a continuación.

Protocolización: procedimiento notarial de jurisdicción voluntaria

El último requisito es realizar la escritura y protocolización (registrar notarialmente el hecho) a través del expediente de jurisdicción voluntaria (704 CC.) en el plazo indicado anteriormente señalado:

Los testamentos otorgados sin la autorización de notario serán ineficaces si no se elevan a escritura pública y se protocolizan en la forma prevenida en la legislación notarial”.

La figura de la protocolización del testamento en peligro de muerte es una herramienta legal que permite que este tipo de testamentos sean válidos y tengan efecto legal. Esta figura es especialmente importante en situaciones de emergencia en las que el testador no tiene tiempo para seguir los procedimientos legales habituales. La protocolización del testamento en peligro de muerte permite que el testador pueda dejar sus últimas voluntades y que estas sean cumplidas tras su fallecimiento.

Una vez que el testamento ha sido protocolizado, el notario debe enviar una copia del acta al Registro de Actos de Última Voluntad. Este registro es público y en él se inscriben todos los testamentos realizados en España. De esta forma, cualquier persona interesada puede acceder a la información de un testamento y conocer cuáles son las últimas voluntades del testador.

Es importante destacar que la protocolización del testamento en peligro de muerte es una herramienta legal que debe ser utilizada con precaución. Es decir, solo debe ser utilizada en situaciones de emergencia en las que el testador no tiene tiempo para seguir los procedimientos legales habituales. Además, es importante que el testador se encuentre en pleno uso de sus facultades mentales y que no esté siendo coaccionado para realizar el testamento.

Por otro lado, es importante destacar que la protocolización del testamento en peligro de muerte no excluye la posibilidad de que este pueda ser impugnado posteriormente. Es decir, si algún heredero o persona interesada considera que el testamento no cumple con los requisitos legales, puede impugnarlo y llevar el caso a los tribunales correspondientes.

En este sentido, es fundamental que el testamento sea claro y detallado, para evitar confusiones y malentendidos en el futuro. Además, es recomendable que el testador consulte con un abogado o un notario antes de realizar el testamento en peligro de muerte, para asegurarse de que cumple con todos los requisitos legales y evitar posibles conflictos en el futuro.

Testamento en caso de epidemia

La legislación vigente contempla disposiciones especiales para la creación de testamentos durante períodos de epidemia, según lo estipulado en el Código Civil. Este mecanismo excepcional tiene como objetivo facilitar el proceso testamentario ante circunstancias extraordinarias que impiden seguir los trámites habituales. A continuación, se detallan los requisitos y condiciones bajo los cuales se puede efectuar un testamento en estas circunstancias:

Requisitos previos para la validez del testamento en época de epidemia:

  • Declaración Oficial: Es imprescindible que una autoridad competente haya proclamado oficialmente la situación de epidemia. Por ejemplo, la pandemia de Covid-19 fue reconocida por la Organización Mundial de la Salud el 11 de marzo de 2020, y en España, se instauró el estado de alarma el 14 de marzo de 2020 mediante el Real Decreto 463/2020.
  • Capacidad del Testador: La persona que desea hacer el testamento debe estar legalmente facultada para ello.
  • Presencia de Testigos: Se requiere la presencia de tres testigos aptos, mayores de 16 años, que cumplan con las condiciones establecidas en los artículos 681 y 682 del Código Civil.
  • Formalización del Testamento: Aunque se prefiere que el testamento sea redactado, su validez no se verá afectada en caso de que los testigos no sepan escribir.

Condiciones para la permanencia de la validez del testamento post-epidemia:

  • Caducidad Post-Epidemia: De acuerdo con el artículo 703 del Código Civil, el testamento perderá su validez si transcurren dos meses desde el fin de la epidemia sin que se hayan tomado acciones adicionales.
  • Acción Post-Muerte del Testador: Si el testador fallece, el testamento también perderá validez si no se presenta ante un notario competente para su formalización en escritura pública dentro de los tres meses siguientes al deceso, ya sea que el testamento se haya realizado de manera escrita o verbal.
  • Formalización Notarial: Según el artículo 704 del Código Civil, el testamento será considerado inválido si no se formaliza adecuadamente ante notario y se ajusta a los procedimientos legales notariales establecidos.

Conclusión sobre el testamento en peligro de muerte

En conclusión, la protocolización del testamento en peligro de muerte es una herramienta legal importante que permite que los testadores puedan dejar sus últimas voluntades en situaciones de emergencia en las que no tienen tiempo para seguir los procedimientos legales habituales. Sin embargo, es importante que esta figura se utilice con precaución y que el testamento sea claro y detallado, para evitar posibles conflictos en el futuro. Además, es fundamental que el testador consulte con un abogado o un notario antes de realizar el testamento en peligro de muerte, para asegurarse de que cumple con todos los requisitos legales y evitar posibles impugnaciones en el futuro.

Comparte este Artículo

Artículos y Noticias

custodia compartida cadiz

Custodia Compartida: Situación actual

Custodia Compartida: ¿Debería Ser el Sistema por Defecto? La custodia compartida, ¿debería ser el sistema por defecto en casos de divorcio o separación? Esta es